Críticas de Black Friday

Logeate para poder valorar esta película

Tras un Black Friday en el que se producen disturbios que acaban en tragedia, un misterioso asesino inspirado en la festividad de Acción de Gracias aterroriza Plymouth, en Massachusetts – lugar de origen de la tristemente célebre festividad. Versión en largometraje del celebrado falso tráiler de Eli Roth para "Grindhouse".

2023
107 min
Terror Misterio Suspense

RESEÑAS Y VALORACIONES DE Black Friday

Crítico ocasional
PTG 1
7.5 / 10
No esperaba mucho y al final me ha flipado. O sea, tiene sus cosas como cualquier slasher, pero eso ya es culpa del genero en si, porque la verdad es que aun con sus tópicos funciona muy bien en todo lo que hace. Claro, el director es Eli Roth y eso ya es sinónimo de sangre y diversión, por lo que ya me imaginaba que la peli iría un poco por esos derroteros, aunque una vez vista ha superado mis expectativas.

El argumento no es especialmente original: es Black Friday, justo antes de acción de gracias, y en una aglomeración de un centro comercial hay varios muertos. Nadie se responsabiliza y un año después aparece un enmascarado dispuesto a matar a los que él considera culpables. Si habéis visto Sé lo que hicisteis el último verano y alguna otra similar va un poco por ahí, o sea, la típica historia de venganza, solo que para mí esta las supera a todas por lo bestia y a la vez divertida que es.

Si os gustan los slashers y la sangre, no os la dejéis pasar. Es toda una sorpresa.

Valoraciones en tu crítica:

Crítico aprendiz
PTG 1
7 / 10
Muy juguetona, un slasher con humor y sangre por igual que sabe reírse de si misma y de otros slashers. Se nota que Eli Roth es amigo de Tarantino y Robert Rodriguez porque el estilo se le ha contagiado un poco, es divertido y bestia según necesite el momento. Que esté ambientado todo en Black Friday / acción de gracias también es un puntazo, así conecta bien con la época actual y de paso mete algunos chistes sobre el consumismo y todo eso.

La verdad es que podría ser el inicio de una franquicia y no me importaría que pasase. Está muy bien para pasar un rato divertido, sobre todo si os va un poquito el gore con un punto de comedia.

Valoraciones en tu crítica:

✪ Crítico estelar ✪
PTG 111
6 / 10
Eli Roth, coleguilla de parrandas de Quentin Tarantino y Robert Rodriguez y director en sus ratos libres, regresa a sus raíces más sádicas con 'Black Friday', una nueva vuelta de tuerca al slasher adolescente cargada de muertes salvajes, mucha mala leche y jóvenes fuertemente acuchillables. La película, concebida a partir de uno de los falsos tráilers incluidos en 'Grindhouse' —de los ya mencionados Tarantino y Rodriguez—, no deja de ser la clásica historia de venganza al más puro estilo de 'Sé lo que hicisteis el último verano', solo que teñida de un constante tono de coña que nos deja claro que lo mejor, pese a la ingente cantidad de sangre que nos va a salpicar, es no tomársela demasiado en serio. Muertes brutalmente cutres, personajes tontísimos y giros de guion que se ven a kilómetros; toda una parodia de los tópicos más quemados del género que el director, a medio camino entre el gore y la comedia negra, convierte en un auténtico regalo para los amantes de la casquería más irreverente.

Sin embargo, y más allá de lo creativamente bestias que resultan todos y cada uno de los asesinatos, si tuviera que destacar algo de esta historia sería el toque de sátira social que esconde bajo tantos litros de sangre. Aprovechando el contexto de una tragedia ocurrida durante las aglomeraciones masivas en las rebajas del Black Friday, la película también encuentra hueco para lanzar una ácida crítica hacia el consumismo compulsivo, hacia el capitalismo más feroz e incluso hacia nuestra actual dependencia a las pantallas y a buscar la aprobación social a cualquier precio. Un crudo, grotesco y autoconsciente reflejo de lo peor de la sociedad moderna que, aun sin ser la divina papaya, consigue ofrecer las dosis necesarias de cachondeo, reflexión y adolescentes trinchados. Buena opción para poner en Nochebuena, sabotear la cena familiar y quedarse con todos los polvorones.

Valoraciones en tu crítica:

Crítico honorable
PTG 111
7 / 10
Black Friday (Thanksgiving) es una película slasher de terror, protagonizada por Nell Verlaque y Patrick Dempsey, dirigida por Eli Roth.

Un año después de un trágico acción de gracias, llega al pueblo un asesino enmascarado y vestido con la indumentaria de la festividad, matando a la gente que estuvo en dicha tragedia.

No sé si esta película me ha roto el 'notámetro'. No sé si es tan buena por sí sola, pero sí sé que agradezco que se sigan haciendo películas decentes en este género.

El caso es que es una película que no se limita en traer un asesino con su justificación propia y tres sustos tontos. Es una película que parece haber sabido leer las limitaciones o virtudes de otras películas y aprovecharlo.

La película comienza mostrando un disparatado show de presentación, para más adelante ofrecernos una intriga decente a la hora de especular quién puede ser el malo, lo que me ha recordado a Scream (sin las referencias al metacine). También le da una vuelta al gore, subiendo un escalón con el sello propio de Eli Roth, pero sin pasarse demasiado. Una de las muertes me ha parecido un guiño a Destino final 2. Tiene algunas muertes muy forzadas, pero todo sea por el entretenimiento y la diversión.
Así que, dentro del género, bien jugado.

Por otro lado, me ha resultado curioso que se llame en su versión original 'Acción de gracias', y que el nombre en español, sea otro término en inglés.

Valoraciones en tu crítica:

Crítico honorable
PTG 111
9 / 10
Qué putísima locura es este film. Había olvidado que Eli Roth estaba por tras de las dos primeras entregas de Hostel, y se nota tremendamente en lo que al gore se refiere, aunque extrañamente es una película que parece beber muchísimo de Final Destination.

Si bien es hasta cierto punto realista los disturbios que ocurren en el Black Friday que dará pie a toda la trama, porque disturbios y estampidas han ocurrido en la vida real, tanto en Black Friday como en otra clase de rebajas, hay unos toques de improbabilidades propios de la franquicia que he mencionado antes, y de hecho en algunas muertes también parece que estemos ante esa máquina de Goldberg que preparaba la muerte, aunque se nota sobre todo en cómo a veces el cuerpo humano parece seguir esa regla de que no funcionar como el mundo real.

Así, las muertes por momentos parecen demasiado exageradas, al punto del ridículo, pero en otras logran pasar el suficiente realismo como para dejarte tenso; además de que hay un contador de muertes bastante alto y resultan todas muy variadas. Y si bien pensé que iban a hacer del hacha el arma característica del asesino para luego no usarla, la usa, vaya que si la usa, y al menos a mí me pilló con la guardia baja.

Algo también a destacar es que a diferencia de otros asesinos que parecen matar porque sí, este tiene muy claro quiénes serán sus víctimas y si tiene que encargarse de otros, lo hace con métodos no letales

El problema, como parece ocurrir siempre con esta clase de obras, realmente está en el whoddunit. En general funciona y técnicamente no llega a mentir al espectador, pero me parece sumamente tramposo: que el asesino sea el sheriff, cuando estaba con los otros viendo la transmisión falsa, chirría pero pase, porque ya de antes nos han mostrado que él sabe de tecnología, al igual que cuando persigue a la final girl en el instituto, porque por como se monta las escenas del ante y el después, no es raro que aparezca como sheriff y luego como asesino porque tampoco queda claro cuánto tiempo pasa entre unas y otras . El problema real de esta identidad está en que entonces Ryan no tiene el menor sentido en la trama; a decir verdad, Mitch tampoco, porque aunque parecen querer usarle de red herring, ya desde el principio, como vemos que está en una transmisión al vivo que ve el asesino, sabemos que no puede ser, y por como se revela al final que Eric estaba enamorado de Amanda (y según él tenían una aventura) es de esperar que quisiera culpar de los crímenes al marido de esta y no a Bobby; de hecho, esto solo ocurre porque Bobby es otro red herring y cuando este escapa disfrazado como Carver, el film juega con nosotros, así que realmente el único motivo de escoger a uno y no al otro es para «sorprender» al espectador y no porque tenga el menor sentido narrativamente (si es por querer culpar de todo a uno de los chavales, Evan, por haber grabado el vídeo, tiene más sentido). Pero volvamos a Ryan, porque en el caso de Mitch, si sacas su papel como red herring, todavía hace cosas, pero con Ryan no ocurre: dejas de considerarle un red herring y no aporta absolutamente nada al film; es el nuevo novio de Jessica, pero esta tiene mucha más química con Bobby (y de hecho la veremos más con este); yo estaba convencido (al menos al principio) que Ryan lo presentarían como un tío de puta madre, para que al final se revelara en un giro que fue él el que subió el vídeo que Evan asegura que no colgó, pero es que muy pronto vemos que no es ese lobo con piel de cordero sino que es el típico novio cabrón, lo que hace que no tenga el menor sentido en la trama (si exceptuamos servir de red herring) porque ni siquiera se convierte en víctima al final ...

Por lo demás, esto parece ser una parodia del género slasher; no tanto una parodia como podemos pensar en The Final Girls o Totally Killer, porque aunque tiene sus momentos de humor absurdo, en realidad el poco humor que hay es mayormente negro (por ejemplo al burlarse del consumismo de Black Friday o de las redes sociales), y por lo demás la obra es seria, sin embargo, la manera de presentar todo, repitiendo tropos más que desgastados pero sin darle un giro sino decidiendo elevar todo a la enésima potencia (unido además al origen del film), hace que se sienta todo no tanto como un homenaje al género sino una cierta burla.

En lo que respecta al origen, este está en uno de los tráilers falsos de Grindhouse, el proyecto de Robert Rodriguez y Quentin Tarantino. Dicha obra (tanto junta como sus films por separado) es una de mis eternas pendientes, así que no tenía ni idea de que esto se originaba ahí, pero he querido ver el tráiler falso de este film que presentaban ahí tras ver el film que ha acabado resultando. Si bien se puede ver sin problemas porque tampoco te desvela la identidad del culpable, la escena que probablemente más me ha chocado sí que aparece y si has visto dicho tráiler ya no te va a pillar por sorpresa sino que en el momento en cuestión ya vas a estar esperándolo.

En definitiva, el punto fuerte de este film es la brutalidad. Eli Roth sabe hacer gore, y si esto es un elemento que te gusta dentro del slasher, con este film te lo vas a pasar en grande; ahora bien, si esperas una trama buena, eso ya no acompaña, porque es la trama más básica de «ocurre un accidente y un año después alguien aparece para vengarse», y aunque de primeras no me he visto venir la identidad bajo la máscara, es más porque resulta un pelín tramposo con el uso de red herrings que por un buen trabajo escritura.

Valoraciones en tu crítica:

Crítico honorable
PTG 222
5 / 10
El cineasta Eli Roth retoma el argumento de un falso tráiler del díptico “Grindhouse“ produciéndolo y escribiéndolo, además de dirigirlo. Se trata de un funcional, apoplético y juvenil producto de terror basado, supuestamente, en un psicótico asesino al estilo de las sagas “Scream“ y “Halloween“, pero con un mayor grado de casquería, actividad y ritmo, indelebles huellas de este afamado director, y pareciéndome, en consecuencia, un ejercicio superior a las series arriba descritas.

Cuidado en quien confías en un «Viernes negro» de invierno, frío, gris y oscuro y acude acompañado/a al cine para disfrutar de este “slasher“... si es el genero cinematográfico que te gusta lector/a, y no demuestres demasiada severidad en tu crítica si no saliste muy convencido/a de la sala. Es solo una sugerencia de ··PICARD·· 2️⃣/5. ··APROBADA··

Valoraciones en tu crítica: